Lobo

Grunsber demanda al Ministerio la protección coherente del lobo

Grunsber ha remitido un escrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en la fase de la Consulta Pública Previa sobre el “Proyecto de Orden Ministerial por la que se modifica el anexo del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas”, con asunto de referencia “CPP Modificación RD 139/2011”, donde traslada lo siguiente:

1. La gestión de la pandemia provocada por el coronavirus Sars-Cov-2 ha supuesto que las administraciones públicas hayan condicionado sus actuaciones en base a los dictámenes científicos. Con la gestión de las especies de nuestra biodiversidad se debe actuar de la misma manera, escuchando a la ciencia biológica y condicionando esas actuaciones siempre al interés general.

2. La biología de la conservación es un campo de conocimientos con un amplio recorrido, que cuenta con profesionales de la biología de amplísima y reconocida experiencia, cuyos conocimientos deben ser utilizados para avanzar en las demandas sociales de conservación del patrimonio natural, compatibles con el progreso de la sociedad. En este sentido, consideramos que la conservación del lobo ibérico es perfectamente compatible con la actividad ganadera.

3. La protección legal del lobo ibérico es necesaria e imprescindible para asegurar la supervivencia de un depredador apical, clave para la recuperación del equilibrio ecológico, que debería imperar en nuestros ecosistemas terrestres. Es precisamente el desequilibrio generado por la excesiva presión cinegética que se ejerce tanto sobre el lobo como sobre sus presas naturales, la causa de la mayor parte de las incidencias del lobo con la ganadería extensiva.

4. El lobo ibérico forma parte del patrimonio de nuestra biodiversidad y su protección es imprescindible para el desarrollo de actividades de turismo sostenible basadas en la observación de la fauna, que se está presentando en muchas regiones como uno de los principales motores de desarrollo rural, contribuyendo de manera notable a la fijación de la población rural en cada vez más municipios de nuestra geografía.

5. El lobo ibérico debería gozar de la máxima protección legal tanto por razones objetivas como comparativas con otras especies ya protegidas en el RD 139/2011. En este sentido, consideramos que su inclusión en el “Listado” debería suponer el fin de la muerte de ejemplares por caza deportiva, y que los controles letales, de ser necesarios, se justifiquen debidamente y se hagan bajo criterios estrictamente técnicos y científicos.

6.- Instamos al Ministerio a incluir en la orden a emitir, la consideración adicional de la incompatibilidad de la condición de especie protegida con las normas autonómicas que en la actualidad habilitan la muerte del lobo por caza y/o controles arbitrarios (plan de gestión de Galicia, plan de gestión de Asturias, plan de gestión de Cantabria, plan de gestión de Álava, aprovechamientos cinegéticos y autorizaciones de control de Castilla y León, programas de control de Asturias, cupos de extracción de Cantabria, autorizaciones de caza y control de La Rioja).

Scroll al inicio